Lloros, ladridos y conducta destructiva.

Los perros destruyen todo tipo de objetos y eliminan olores familiares del propietario que les genera ansiedad en su ausencia.

El tratamiento inicial sería:

  • Incremento del ejercicio físico y mental
  • Control de la dieta
  • Obediencia extrema
  • Control de la llegada y salida del propietario:
    1. Ausencias y presencias progresivas
    2. Bienvenidas y despedidas minimizadas
  • Diferencia entre los objetos de casa y los propios del juego y que éstos sean los adecuados

Se comienza por dejar al perro sentado y quieto incrementando los tiempos de soledad paulatinamente.  La técnica será más efectiva si no se le deja durante largos periodos de tiempo en el mismo ambiente durante la desensibililización. Para prevenirlo se puede adiestrar al animal introduciéndole en un transportín haciendo que duerma en el y se sienta seguro para cuando se produzca la ausencia del propietario.

También se le puede adiestrar para que considere el transportín como una madriguera. Un espacio que reconfortará al animal mientras se encuentre en el y sólo sacarlo cuando va realizar ejercicio, trabajo de adiestramiento y eliminación fisiológica.

Por lo general en seis semanas el transportín permanecerá abierto y sin confinamiento del perro. El perro se sentirá seguro reconsiderándola como su madriguera. Es un trabajo lento y complicado que requiere de un Técnico de Etolcanin. Si su perro se encuentra en esta situación pida por favor una Evaluación Gratuita.

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp